lleno

Según un estudio de la Fundación Imagen y Autoestima, el 40% de las mujeres afirma no encontrar ropa de su talla

Los trastornos alimenticios son un problema dentro de nuestra sociedad, encaminada a lucir cuerpos, supuestamente perfectos, que rozan la extrema delgadez y en ocasiones la desnutrición.

Un barómetro presentado por la Fundación Imagen y Autoestima subraya el impacto negativo las talla de ropa en la población. Según dicho estudio, el 40% de las mujeres afirma no encontrar ropa de su talla en los establecimientos de moda.

Con dicho barómetro quedó también constatado que actualmente se está incumpliendo el acuerdo suscrito por las empresas del sector de la moda española, como el Corte Inglés, Inditex, Mango o Cortefiel, para la unificación de las tallas de ropa. El 87% de las encuestadas afirmó que su talla de ropa varía según el modelo de ropa que se prueban y la tienda en la que lo hacen.

Los hombres también sufren el problema

El 85% de los hombres encuestados afirmó tener también este problema a la hora de hacer sus compras.

El dato más alarmante constata que más del 50% de las personas encuestadas se sienten molestos, tristes, preocupados y/o culpables cuando no pueden comprar la talla que creían que les correspondía.

Este hecho, según afirma la Fundación, puede llevar a que las personas puedan no sentirse satisfechas con su cuerpo y por lo tanto comenzar dietas sin supervisión médica y en algunos casos, a iniciar algún trastorno en su conducta alimenticia. Por ejemplo, el 44% de los encuestados se han planteado hacer dieta después de comprobar que no usaban la talla que creían utilizar, lo que puede llegar a ser, en algunos casos perjudicial para su salud.

De momento las empresas tendrán hasta 2015 para realizar la unificación de tallas que suscribieron en el acuerdo de 2007.